Sandía de gelatina

No todos los postres sanos tienen que ser aburridos. Hoy os proponemos este postre saludable, sencillo y ligero que pondrá el broche de oro a cualquier cena o comida. 

Esta sandía de gelatina combina el rojo intenso con el verde de la monda de la sandía, lo que la hace muy vistosa por si sola.




Para hacerla vais a necesitar:
- 1 litro de agua de sandía 
- 2 sobres de gelatina neutra en polvo
- 1 y 1/2 taza de agua
- 1 taza de azucar

Lo primero que tenéis que hacer es partir la sandía por la mitad y vaciarla con cuidado de no romper la cáscara.
 

Tenéis que hidratar la gelatina en 1/2 taza de agua caliente.


Mientras se hidrata la gelatina, licuáis la sandía, la pasáis por un colador y reserváis.

Ahora mezcláis la gelatina hidratada con el zumo de sandía, el azúcar y el resto del agua caliente.

Sobre bandejas cubiertas con papel absorbente, colocáis las dos mitades de la sandía y las rellenáis con la gelatina. Dejamos enfriar en la nevera cubiertas con film transparente.



Cuando haya cuajado la cortáis en gajos y ya tenéis listo este postre tan refrescante.




* Otra opción que tenéis es cambiar la gelatina de sandía por una de fresa o cereza, para ello necesitareis preparar dos sobres de uno de estos sabores.

Imágenes vía www.buzzfeed.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario