Jarrones pintados por dentro

Si alguna vez habéis intentado pintar algún bote o botella de cristal y no os ha quedado tan bien como os gustaría, aquí tenéis la solución, pintarlos por dentro. Como podéis ver, el resultado de estos floreros es espectacular y son muy sencillos de hacer.



Tomad nota, vais a necesitar:

- Botellas de cristal transparentes
- Temperas o pinturas de pared
- Jeringuilla
- Tubitos de plástico 

1.- Lo primero que tenéis que hacer es conseguir los colores deseados, ya sea haciendo todas las botellas del mismo color o haciendo un degradado de tonos. Lo mejor será diluir la pintura con un poco de agua para que fluya mejor dentro de la botella.


2.- Coged la pintura con la jeringuilla (80-100 ml para botellas grandes) y verterla dentro de una de las botellas, el exceso de pintura de dentro de la botella se desechará.


3.- Moved la botella para que la pintura vaya cubriendo todos los rincones.


4.- Una vez cubiertas de pintura todas la botellas, las ponemos boca abajo varias horas sobre papel absorbente, para que escurra la pintura sobrante.


5.- Cuando haya pasado este tiempo, les damos la vuelta y limpiamos los sobrantes de pintura del borde de las botellas.


6.- Para evitar que la pintura se vaya del interior de las botellas, lo mejor será utilizar tubitos de plástico, que podéis encontrar en las floristerías y colocar dentro las flores que hayáis elegido para decorar estos originales jarrones.  




Vía: lachicadelacasadecaramelo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario