Cuadro hecho con ceras de colores

Hoy os vamos a demostrar que no hace falta saber dibujar para hacer un cuadro original y único, porque nunca habrá dos iguales y además estará hecho por vosotros desde el principio hasta el final.



Así que manos a la obra, vamos a empezar por buscar todo lo que necesitaremos:
- Una caja de ceras de colores 
- Un lienzo
- Pegamento
- Secador


Lo primero que tenemos que hacer es pegar, en la parte de arriba del lienzo, todas las ceras que vamos a utilizar (podemos ponerlas por tonalidades o mezclando colores estilo arco iris).



Cuando estén bien pegadas, enchufamos el secador, inclinamos el lienzo y vamos calentando las ceras. Lo mejor es mantener una distancia prudencial para que se derritan lentamente y vayan goteando sobre el lienzo.






Una vez hayamos terminado de derretir las ceras y tengamos el cuadro a nuestro gusto, dejemos que se seque muy bien antes de pasar al último paso.

Diluimos en un bol pegamento líquido con el doble de su equivalente en agua, removemos y con una brocha le damos un par de capas al lienzo (se tiene que secar muy bien la primera capa antes de pasar a la segunda).
Esto nos servirá para que el cuadro quede más protegido y con un acabado brillante.



Vía www.makoodle.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario