Ambientadores caseros para dar olor a las habitaciones

Hoy vamos a hacer estos prácticos ambientadores para darle olor hasta al último rincón de vuestras casas. 



Son muy fáciles de hacer, tomad nota de lo que vais a necesitar:

- Ambientador 1: naranja, canela y clavo de olor (pimienta de Jamaica y anís son opcionales).


- Ambientador 2:  limón, romero y vainilla.


- Ambientador 3: lima, tomillo, menta y vainilla. Un aroma muy fresco.


- Ambientador 4: naranja, jengibre (fresco o en polvo) y extracto de almendras. Se trata de un dulce y delicioso aroma.


- Ambientador 5: ramitas de pino o cedro (u otras ramas olorosas), hojas de laurel, y nuez moscada.


Para hacer estos ambientadores lo mejor es que consigáis botes de cristal, metéis dentro todos los ingredientes, llenáis de agua y los guardáis en la nevera hasta que los vayáis a utilizar. 

Las mezclas pueden estar preparadas en los botes durante 1 o 2 semanas antes de ser usados, pero siempre con agua porque sino aguantan mucho menos.
También podéis guardarlos en el congelador para que duren más tiempo, pero cuidado que todos los recipientes de cristal no son aptos para congelar.

Una vez que tengáis el aroma elegido hecho, el siguiente paso para perfumar la habitación será calentar la mezcla. Tenéis varios métodos que podéis utilizar:

- Un cazo: si lo que queréis perfumar es la cocina, el método más sencillo es calentar la mezcla directamente en ella, además el olor que se consigue es muy intenso y podrá extenderse por toda la casa. Lo que haremos será dejar que hierva y luego pasar a fuego lento. Es importante que controlemos el nivel de agua para que los ingredientes no se quemen.


- Método de cocción lenta en un aparato que se utiliza para mantener las salsas calientes. Para que el aroma comience a salir más rápidamente, calentad antes en el microondas y luego echad la mezcla.


- Recipiente para fondue: va liberando un ligero aroma durante el tiempo que dure la vela encendida. La ventaja es que lo podemos poner en cualquier lado sin necesidad de enchufes.


- Calentadores de tazas: hay algunos aparatos que lo que hacen es mantener calientes las tazas de café o té. En este caso podemos poner un recipiente pequeño con la mezcla previamente calentada en el microondas y nos servirá para perfumar una habitación pequeña como el baño.


Después de haber utilizado las mezclas podréis volver a usarlas 2 o 3 veces más. Aunque el color del agua ya se haya enturbiado, siguen oliendo bien.

Consejos de ahorro para hacer las mezclas:
- Si alguna vez utilizas jengibre fresco para cocinar, puedes congelar en trozos el que te ha sobrado y así podrás utilizarlo para tu ambientador cuando lo necesites.
- Guardad las cascaras de naranjas y limones en la nevera o congelador hasta que las vayáis a utilizar.
- Si tenéis plantas aromáticas o las habéis comprado frescas para cocinar, guardad las que os hayan sobrado en el congelador.
- Si tenéis zumos que han caducado, utilizarlos en lugar de agua para hacer las fragancias.
- Utilizad las especias caducadas. Se supone que las especias después de un año pierden gran parte de su sabor, pero todavía huelen bien, perfecto para nuestros ambientadores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario